"La música constituye una revelación más alta que ninguna filosofía."
Beethoven

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Tzigane, Maurice Ravel

La obra que  propongo a continuación fue compuesta por Maurice Ravel en el año 1924. El nombre “Tzigane” significa gitano, y esto es porque se trató de alcanzar o retratar la esencia de la improvisación gitana. Fue compuesta a petición de una violinista húngara llamada Jelly D’Aranyi.



El músico francés M. Ravel trabajó en esta composición rapsódica en un principio para violín y luthéal (se trata de un instrumento musical de teclado, que fue muy novedoso para la época, pero debido a un dificultoso y costoso mantenimiento fue quedando en el olvido).
Midori plays Ravel Tzigane. Para violín y piano
 
 



Vengerov Tzigane. Para violín y orquesta
 

Por ello actualmente podemos encontrar numerosas reproducciones para violín y piano o para violín y orquesta, que fueron arregladas por el mismo Ravel.

Podemos apuntar que Ravel compuso esta obra para presentar y dar a conocer un instrumento nuevo al público, en este caso el luthéal, como otros compositores ya habían hecho.

Maurice Ravel
 

Referencias:

www.wikipedia.com

www.youtube.com

 


domingo, 2 de septiembre de 2012

¿Por qué se enseña música en los colegios?


La música es una asignatura que se imparte en los colegios de forma obligatoria, y en los institutos, dependiendo de su organización, de forma optativa o incluso troncal.



Aún así, muchos son los que se han quejado de la poca materia impartida o enseñada de esta asignatura en los colegios hoy en día.

Cada vez son más los padres que se preguntan la importancia de la enseñanza musical. Así mismo, los hay que afirman que se trata una pérdida de tiempo, pudiendo éste ser invertido por sus hijos en otras actividades, en una mayor dedicación a otras asignaturas o incluso aprovechando esas horas para el estudio.

Sin embargo, la enseñanza de la música en los centros educativos tiene más ventajas y objetivos de los que se pueden pensar. Esta enseñanza va más allá de una ampliación cultural…
Cuando estudiamos música, atendemos a numerosos puntos: La percepción musical evalúa y mejora nuestra capacidad auditiva y también la memoria, entre otros. La interpretación de la música acentúa la capacidad de la concentración, la memorización, la capacidad de trabajo y trabajo en grupo, la constancia, la puesta en escena y el directo…
Cuando lo hacemos en grupo (o grupos pequeños a partir de dos individuos), la conexión entre ellos genera un apoyo y una concentración especial.
 

Podemos cantar, interpretar un instrumento, o simplemente escuchar y ya estaremos trabajando estos puntos, y otros.
La música activa muchas emociones, evoca recuerdos e incluso regula estados de ánimo, por lo que escuchar música puede hacernos sentir bien.
Es cierto que los conocimientos adquiridos durante la asignatura de Música no son muy amplios ni avanzados, puesto que en la cultura de la música hay infinidad de ramas y variedades que no pueden ser explicadas en unos años de colegio. Sin embargo, esta rama cultural se estudia y amplía en los Conservatorios de música Profesional y Superior e incluso en la Universidad, donde su estudio es más específico.