"La música constituye una revelación más alta que ninguna filosofía."
Beethoven

lunes, 16 de abril de 2012

El Conservatorio de Majadahonda rinde homenaje al compositor Alberto Posadas

El Premio Nacional de Composición 2011 ha sido concedido a Alberto Posadas, profesor del Conservatorio Profesional de Música de Majadahonda, que ha querido homenajearlo ofreciendo una conferencia-concierto.




Alberto Posadas es actualmente el Jefe del Departamento de Composición en este conservatorio. Desde que recibió el premio, todo el claustro de profesores apoyó la organización de este homenaje a través de su música y que tendrá lugar el próximo miércoles 18 de abril, a las 19,30 horas. (La entrada será hasta completar aforo).



La conferencia “Un paseo pluridiscriplinar por la obra de Alberto Posadas: música, ciencia y arquitectura”, a cargo del musicólogo José Luis Besada, especialista en la obra de Posadas, la utilizará a modo de introducción a las obras que se interpretarán en el concierto.



Julián Elvira, flautista, abrirá el concerto con Prónomo (de 2010), para flauta sola, una de las obras que Alberto Posadas realizó en estrecha colaboración con este músico intérprete. El Ensemble Espai Sonor de Valencia, bajo la dirección de Voro García, interpretará la obra Prim em hru, para flauta, clarinete, percusión, piano, violín, viola y violonchelo.





Alberto Posadas nació en Valladolid en el año 1967. Se trata de uno de los compositores españoles de los años 60 con mayor proyección internacional. Desde que en 1993 realizara su primer estreno en el extranjero, en el festival Ars Musica (Bruselas), su presencia en los circuitos musicales europeos ha sido creciente.

miércoles, 11 de abril de 2012

Música Clásica y bebés


Numerosos estudios realizados a lo largo del tiempo han conseguido demostrar la eficacia de la música clásica para los bebés, desarrollando partes de su cerebro y ayudándoles a crecer mejor, así como a calmarse o relajarse con una simple melodía de música clásica.







La dedicación a escuchar música durante el embarazo sin duda trae importantes beneficios para un correcto y mejor desarrollo del feto durante sus meses de gestación. Un gesto que a simple vista parece poco útil, conlleva numerosos beneficios. Colocar los cascos sobre el vientre, para que las vibraciones de la música se transmitan al bebé, le ayudará en su proceso.
El oído del niño comienza a formarse a partir del día 22 de la gestación, y es completamente maduro alrededor del 5º mes.        


Así mismo, incitar a los más pequeños a escuchar música clásica les ayudará a reforzar los conocimientos aprendidos, a memorizar, y a desarrollar partes del oído que desconocían.

Parece que la forma de responder a la música está en los genes porque las notas discordantes que se hacen escuchar a fetos mayores de cuatro meses, generan reacciones de “alejamiento”, mientras que los tonos armónicos en los fetos dan reacciones de acercamiento.
 


Aprender a tocar un instrumento musical en la infancia es una de las mejores formas de prevenir las enfermedades generadas por el estrés. Ayuda desde la infancia a estimular ciertas zonas del cerebro relacionadas con la atención, la concentración, la satisfacción, el lenguaje, las matemáticas, y el control emocional. Además desarrolla el cuerpo calloso, que permite una mejor comunicación entre los dos hemisferios cerebrales. Eso da coherencia al desarrollo de la persona y le facilita la armonización entre el cerebro racional y el intuitivo.




ENLACES




martes, 10 de abril de 2012

Pequeñas recomendaciones

En esta entrada propongo algunas selecciones de música clásica "recomendadas personalmente" con el fin de que sean disfrutadas.

- Quinteto de cuerda y piano de Dvorak en La mayor, Op. 81



- Doble Concierto para Clarinete, Viola y Orq. De Max Bruch Op. 88 (Mov 1)



- Rhapsody op. 79 n. 2 en Sol menor, Brahms


domingo, 8 de abril de 2012

Los Beneficios de la Música para el estudio

Numerosos estudios se han realizado hoy en día respecto a las utilidades de la música clásica como una ayuda a los estudiantes para concentrarse. Aunque no sólo a ellos, también como ayuda a niños y adultos para la realización de cualquier actividad que precise un rato de concentración.

Cuando decimos “escuchar música clásica”, nos estamos refiriendo principalmente a la mayoría de las obras del repertorio de los siglos XVII, XVIII y XIX. Como ejemplo, podemos proponer la música de Beethoven, Mozart, Haëndel, Tchaikovsky, Liszt, Schubert… entre muchos otros.
Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta será que la música que uno escuche, tendrá que resultarle agradable.


¿Tiene una demostración científica?

Ha sido posible demostrar que escuchar música durante las horas de estudio puede ayudar especialmente a la concentración. Cuando se mantiene el “tempo” de la música, parece ser que se generan ondas cerebrales adecuadas para estudiar, y ayudan a fortalecer la concentración.

Sin embargo los beneficios de la música para el estudio no se ciñen a estudiar oyendo música. También se ha visto que ayuda a mejorar los resultados académicos el estudio de un instrumento musical. O escuchar música aunque no necesariamente en las horas de estudio.
Cuando Einstein todavía era un muchacho dijeron de él: “Cómo ha mejorado en el estudio desde que estudia violín”.

¿En qué se basa este estudio?


Se pueden establecer ciertas diferencias en los cerebros dependiendo de la edad de la persona. El cerebro del niño, el del adolescente y el del adulto responden de forma muy similar a la música si es para el estudio. La mayor diferencia se ha encontrado en la etapa de gestación, puesto que la música consigue un mejor desarrollo de las conexiones cerebrales. (*)
Hay estudios científicos que lo demuestran y que han estado observando la influencia de la música, activando ciertas zonas del cerebro.


El estudio científico más conocido sobre la música en los estudiantes es el conocido “Efecto Mozart”. En este estudio se observó que tras escuchar una obra para dos pianos, los participantes mejoraron en los resultados del test de percepción espacial que luego realizaron.




Otros estudios han comprobado que se estimulan zonas del lóbulo prefrontal relacionados con la atención, la concentración y la satisfacción. La activación de zonas del lóbulo temporal está relacionada con el estímulo de zonas relacionadas con el lenguaje, los idiomas y las matemáticas.
Además, hay estímulos de la música sobre el sistema límbico, favoreciendo el desarrollo de la inteligencia emocional.

¿Existen más “efectos” cuando se escucha música?
Si la música que se escucha (ya sea clásica o actual) tiene un gran significado emocional para el estudiante, o la persona, puede que tienda más a la distracción que a la concentración.
No toda la música ayuda a relajarse. Depende. Hay gente que simplemente prefiere relajarse con el silencio. Sin embargo, el ritmo del corazón tiende a acoplarse al ritmo de la música y por esta razón sería difícil relajarse con un Rock&Roll escuchado a todo volumen, aunque siempre dependerá de las personas.

La música, cualquiera que sea, puede alterarnos o provocar en nosotros alguna reacción. Es conocido el efecto de la música en las emociones.

Los tonos mayores expresan más alegría que las obras compuestas en tonalidades menores, que tienden más a la tristeza, melancolía.

En las películas , por ejemplo, utilizan la música para reforzar efectos emotivos como el miedo, la pena, el movimiento rápido en la acción o el sosiego, la quietud y la ternura.

¿Cómo está relacionada la música con el estrés?
La música es una de las soluciones para superar y afrontar el estrés. Es bueno escucharla, pero aún es mejor interpretarla.

El aprendizaje de ciertos instrumentos requiere aprender una postura corporal correcta; todos los instrumentos de viento exigen saber respirar bien y una forma de soplar que precise respirar profundo y despacio. Ello significa más facilidad para tranquilizarse, ya que la respiración correcta es clave para poderse relajar. También ayuda considerablemente para sentirse bien cantar.

No sólo interpretar música a solas…

Otro de los fenómenos que ocurren con la música es que cuando dos personas interpretan la misma obra, aunque sea con instrumentos diferentes, ponen su cerebro en coherencia. Seguramente eso mismo ocurre en una orquesta bien dirigida consiguiendo que todos los que la componen tengan sus cerebros vibrando a la vez.


Para la realización de esta entrada, hemos hablado con el Doctor Carlos Martínez García-Olalla, profesional de la medicina y profesor de relajación; que enfoca su actividad en estimular el bienestar de las personas.

Enlaces: